Donde Pescar, 15 de Junio de 2018 :: Rapala X-Rap :: Las Tradiciones, Nuestra Mejor Herencia :: El Arreglo Wacky para Trucha :: Mosca Closer Minnow :: 10 TIPS para Pesca Vertical :: El Bonefish de Agua Dulce :: El Tesoro de la sierra madre, El Salto, Sinaloa :: Silvestres & Salvajes :: Señuelos, Técnicas y Carnadas para la Pesca de Trucha :: Pesca en Zimapan con Juan Antonio Pérez, GUIA DE PESCA DE LOBINA :: Mi primera café con guantes :: Lo logró otra vez!!! Cesar Madrigal y Manuel Lamadrid ganan el X Circutio Caña y Carrete :: Backing para Carretes de Mosca de Mar :: El Poderoso Nudo Midnight Knot :: Cañas de Mosca para Pescar en el Mar :: Al primero por una :: Récord Mundial de Trucha Arcoiris :: Uso de la Red como Recurso Auxiliar :: 130 Tips en la Pesca del Robalo :: Introduccion a la Pesca con Mosca en Mar :: Carretes para Pescar en el Mar :: Pasajes de la Historia, CLUB LA TRUCHA :: Reunión y torneo del Norteños bass club :: El Salto es todo lo que dicen :: Armada 261 para Lanzamiento a Distancia de Señuelos de Bajo Peso :: Especies para Pesca con Mosca en el mar :: Lobinas Trofeo ¿Cómo pescarlas? :: Triple Play en la Ex Hda. de Chautla, Puebla :: Viaje Club Península :: Tecnicas de Liberación :: Un Truchón Compartido :: LOS TROFEOS DE LA CIÉNEGA :: Pez Vela on the Fly :: Tecnicas de Pesca en los Bajos (flats) :: Entendiendo a la Carpa :: Pescando con Mosca en Zihuatanejo :: Ficha Técnica Atún Aleta Amarilla :: Diferencias entre los Ambientes de Lagos y Rios en la Pesca Trucha :: Nuestros Rios Depredados :: 100 Tips para la Pesca del Sabalo Ficha Técnica de la Especie :: CARPAS CON MOSCA con LUIS VARGAS Rigthfly :: De regreso al podium pero JUNTOS :: Reportes y Promociones de Entre Valles, Pesca de trucha más cerca del DF :: Sabalo fly fishing, la marca mítica de las 200 libras :: Líderes para Pescar con Mosca en el Mar :: Nuevas Tendencias en los Curricanes :: Nudos para Pesca con Mosca :: La Trucha Arcoiris, Reina de las Aguas Claras y Frías :: Un Sábado de Récord :: Líneas de Mosca para Mar ::

 

 

Crudo paisaje en Luisiana


Luisiana 2.jpg

Tardaron dos años en rehacerse de las secuelas del Katrina, el huracán que no solo asoló Nueva Orleans, sino también esta lengua de tierra al sureste de la ciudad, Plaquemines, en el delta del Misisipí. «Reconstruimos el negocio poco a poco. ¿Dinero? No, nunca recibimos nada», dice Len Johnson, con la mirada perdida tras sus gruesas gafas. «Y ahora esto.

Normalmente, los sábados esto está lleno de gente. Míralo ahora, no viene nadie». El negocio, que vende sobre todo gambas que los pescadores utilizan como cebo, rezuma tristeza en todos sus rincones.


Son las siete de la mañana en Empire, buena hora para salir a pescar. Pero las noticias sobre el vertido continuado de petróleo de la plataforma Deepwater Horizon en el golfo de México, a solo 80 kilómetros de esta frágil y fructífera costa de Luisiana, han frenado casi por completo la llegada de visitantes que contratan barcos para hacerse a la mar.

Luisiana 1.jpg

Los pescadores profesionales tampoco salen ya, pues tienen vetado faenar al este del Misisipí, justo donde más gambas y peces hay y donde se expande la mancha de chapapote.
«Puedes ir al oeste, pero ahí no tienes asegurada una buena captura», comenta Michael Hess en el puerto de Venice, el último pueblo del delta. Está preparando su barco para salir, pero no para pescar. «Nos han contratado para ayudar a limpiar el agua. Iremos 21 días seguidos, y nos pagan 200 dólares por día.

Así me llevo 4.000 [más de 3.100 euros], un consuelo por lo que está pasando».



SIN FOTOS ESCANDALOSAS / Hess ha visto ya mucho petróleo en alguna salida anterior. Faltan las imágenes, las fotos escandalosas, para demostrar al mundo el enorme alcance de este desastre medioambiental y económico. Seguramente, esas imágenes nunca llegarán.

De momento, los más de seis millones de litros diarios que siguen escapando de las tuberías rotas en el fondo del mar apenas han tocado tierra. Y si lo hacen, el petróleo llega muy diluido y con un color menos amenazador, un marrón tenue.

«El daño no es el que se ve, sino el que se está produciendo debajo de la superficie», decía un experto por televisión.
Los pescadores lo saben perfectamente. «Aún hemos podido traer gambas, hay bastantes. ¿Pero qué daño hará el petróleo en el futuro?», se pregunta Sandy Guthrie en la tienda de Empire. «Además, si nadie viene a comprar marisco, ¿para qué ir a cogerlo?». Se quejan los lugareños de algunos de los métodos para combatir la mancha.

 Disolventes químicos llevan el petróleo al fondo del mar. «Pero cuando llegue un nuevo huracán, que tenemos a menudo, removerá el mar y todo se volverá a contaminar», dice Len Johnson.
Para el pescador Hess, es lo peor que se puede hacer.

«Abajo, en el fondo, está la alimentación de las gambas y los peces. Si lo cubres con esa mierda, ya no podrán respirar y todo se morirá. Rompes toda la cadena». De momento, en Empire y Venice celebran que los vientos están llevando la mancha hacia el este, a Alabama y Florida, alejándola de los valiosos estuarios donde se encuentran los cultivos de ostras, el producto estelar de la región, junto a la gamba. «Si llega a tocar las ostras, se necesitarán cinco, seis años para recuperar el cultivo. O más», augura Hess.



LA PEOR ÉPOCA / El vertido, además, ha llegado en la peor época. Mayo es el inicio de la temporada de pesca, época de crianza también. Y esta costa de Luisiana produce el 45% de las gambas que se consumen en Estados Unidos. Además, se teme que la gente, solo por miedo, ya no querrá comer marisco o pescado de la zona.
Esta mañana, Don Chearemie y Mike Fenasci, de Nueva Orleans, son de los pocos que acaban de comprar gambas y salen a pescar con sus cañas. Hace dos semanas, se hicieron con 15 kilos de trucha y 60 piezas de corvina. «Luego las regalamos a gente de la ciudad que las necesita. Pero la semana pasada ya había muchos menos peces. No sabemos qué pasará hoy, pero de momento seguiremos viniendo. No podemos traicionar a toda la gente de aquí», dicen ambos, que piden que BP, la compañía responsable de la plataforma, pague los daños. De momento, tendrá que abonar al menos 75 millones de dólares (59 millones de euros).

 

Donde Pecar: Carlos Martín del Campo R.

contacto@dondepescar.com

Fuente: www.notimex.com

 

También te puede interesar:
?>